Todo sobre ascensores neumaticos

Una de las principales cuestiones que nos vienen a la cabeza cuando queremos instalar un ascensor, es si cumple con las medidas mínimas de los ascensores accesibles. Ya que se trata de una instalación en la que la comunidad de propietarios va a hacer un importante desembolso, habrá que asegurarse de que las medidas son las adecuadas para solucionar el problema de la accesibilidad.

Aunque parezca algo obvio, para que unos ascensores neumaticos sea accesible tiene que responder a las necesidades de sus usuarios y facilitar su movilidad al subir y bajar escaleras. Por ello, el ascensor debe ser lo suficientemente ancho como para que entre una persona en silla de ruedas. Las medidas mínimas para cumplir los requisitos son de 1 metro de anchura por 1’5 de profundidad.

Si el ascensor tiene esas dimensiones, puede caber una persona en silla de ruedas junto con un acompañante de constitución media. Es el mínimo recomendable si se quiere solucionar el problema de la movilidad y accesibilidad de los edificios.

Cuando en el edificio existan viviendas adaptadas para minusválidos, personas con discapacidad o problemas de movilidad que necesiten sillas de ruedas u otras soluciones para desplazarse, las medidas del ascensor también tendrán que adaptarse.

Hablaremos de unas dimensiones de 1’10 metros de anchura por 1’40 de profundidad. Además, las puertas deben ser automáticas y abrirse 0’80 metros como mínimo para poder facilitar la entrada y la salida de personas en silla de ruedas.

Cuando por motivos arquitectónicos o de cualquier otro tipo, los ascensores no dispongan de puertas no enfrentadas, las medidas mínimas para que se consideren ascensores accesibles variarán. En este caso el espacio debe ser de 1’40 metros de anchura por 1’40 de profundidad. Así, no solo se consiguen unas dimensiones suficientes como para que la silla de ruedas pueda hacer un giro, sino que también caben dos personas de pie además de la silla de ruedas.

Para que se pueda acceder con facilidad a los elevadores industriales con una silla de ruedas la zona de embarque tiene que estar despejada. Debe permitirse girar y hacer maniobras para acceder al ascensor, por lo que se debe disponer de un espacio de 1’50 metros de diámetro sin obstáculos. Es el espacio mínimo que necesita una silla de ruedas para maniobrar y girar sobre sí misma.

Por otro lado, si queremos que nuestro ascensor sea totalmente accesible para cualquier persona, debemos tener en cuenta que hay más tipos de discapacidad. Los botones y la información sobre el ascensor deber estar también en braille y debe existir una señal acústica que indique el piso al que se llega y si las puertas se abren o se cierran.

La experiencia en la instalación de ascensores es un factor fundamental a la hora de asegurarnos que se cumplen los criterios de accesibilidad y movilidad. Confiar en una empresa especialista en instalación de ascensores es el primer paso para conseguir esas soluciones de accesibilidad que tanto necesita.

Por tanto busque la mejor opción antes de instalar un elevador en su comunidad.

Comparte este post...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr